Este vídeo burla la segunda ley de la termodinámica

Visto en Twitter. Un hombre sacude repetidamente un cesto de clavos desordenados, hasta conseguir que queden como aparece en la fotografía. ¿Es esto posible?

 

La segunda ley de la termodinámica sostiene que todos los procesos que ocurren en el universo se realizan de manera que siempre aumenta el desorden, y por tanto la entropía. Lo que se ve en el vídeo, es algo así como conseguir que un huevo vuelva a recomponerse a su estado original después de romperlo y batirlo.

 

 

Pero la explicación es algo mucho más sencillo. El vídeo está reproducido al revés. Otro usuario de Twitter le ha dado la vuelta, y en este caso, todo cobra sentido.

 

Editado 18 marzo 2023:

Pues quizá hayamos sidodemasiado rápidos. Mirad este vídeo.

Scientist recreates the nails in the box video

De la autora:

Vi el video viral en las redes sociales que mostraba la caja de clavos siendo clasificada por agitación. Como científico, quería recrear el experimento para ver si era cierto. Entonces, enviado para la última revisión por pares, ¡aquí está mi intento!

¿Cómo funciona esto? Bueno, resulta que los objetos cilíndricos prefieren alinearse cuando se les da un poco de energía en la dirección correcta. ¿Qué quiere decir esto? Como científico, describiría esto como su estado de energía potencial más bajo. Dada esta pequeña cantidad de energía externa, al sacudir la caja, se moverán para acostarse uno al lado del otro. Entonces se necesitaría más energía para sacarlos de este diseño. Mientras el temblor se mantenga por debajo de esta energía requerida, permanecerán alineados.

 

¿Alguien que tenga suficientes clavos se anima a repetirlo?

  • Parece obvio que el vídeo se reproduce al revés, sinceramente no sé qué pretende el autor del vídeo, lo de Vidal compartiéndolo? Pues ya tal…

  • Mi adorado marc vidal, que le imito las gafas y las sudaderas. No se la pueden colar tan fácil. El mismo ha publicado una recreación científica del vídeo. https://www.youtube.com/watch?v=HEwGeqR4duQ
    Nunca sabremos la verdad. Además, los clavos tienen cabeza en un lado y punta en el otro, lo que altera lo que llamamos azar.

  • @ Ar.:

    Hum! que interesante.

  • Me declaro un sumiso devoto de ese segundo principio de la termodinámica, como bien demuestra mi leonera. ¡Ni Marie Kondo tiene ese poder!. Me puedo creer lo de que objetos cilíndricos se acomoden unos contra otros si se los sacude de cierta manera. Por cilíndricos. Pero no que se agrupen y ordenen en filas (o columnas) consecutivas y tan marcial y longitudinalmente parejas… Que el mismo rodar de unos contra otros les haga acomodarse en lo ancho, vale, pero «a lo largo», ni jarto de vino.

    (No sé si aprecio bastante bien las fotos fijas, y me tengo que hacer una idea del proceso porque mi navegador no me reproduce los vídeos trasplantados de Twitter, pero cuento con que, tal como me parece vislumbrar, al menos no sean «clavos» de los clásicos de punta y cabeza. ¡Porque si fuera así yaaa…!).

  • Ar. dijo:
    Además, los clavos tienen cabeza en un lado y punta en el otro, lo que altera lo que llamamos azar.
    Joer!!
    Es que si tuviesen dos ruedas lo mismo eran bicicletas
    :meparto: :meparto: :meparto:



\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.